Engelszell.La trapense austriaca

Engelszell es la novena cerveza trapense. Con Gregorius, y sus 9,7% de alcohol, descubrirás sabores a café, chocolate y malta. Con Benno, 6,9% de alcohol, miel, malta y albaricoques secos.

Porterhouse

Porterhouse, nueva imagen, nuevas cervezas

Hofbräu München

Llega a España HB de la mano de Cervebel

Brussels Beer Project

Las cervezas elegidas por votación popular entre los crowd-funding de BBP

Einsiedler

Nueva gama de cervezas. Einsiedler en las mejores cervecerías de España. En botella y barril: Landbier,Pilsener Privat, Bock y Doppelbock.Schwarzbier y Weissbier en botella.

30 de enero de 2013

Las cervezas trapenses II

Desde el siglo XI los monasterios elaboraron cerveza para su subsistencia. Se vendía y comercializaba en el entorno para adquirir otras vituallas útiles a sus comunidades monásticas. En los períodos de abstinencia, o de trabajo duro en el campo, o en la cervecería, para el monje amante de la cerveza, era gratificante beber un trago de su cerveza favorita.

En los monasterios de Austria y Alemania se producía cerveza de estilos propios de la zona donde estos estaban ubicados. Pero en los de Bélgica y Holanda se desarrolló un estilo que era relativamente común entre ellos. Las trapenses.

Los monjes trapenses, con su rigor y saber hacer, han contribuido en mayor medida al desarrollo de las tradiciones cerveceras.  Los monjes hicieron muchas pruebas y algunos, incluso, ofrecieron el perdón a los fieles, a cambio de recetas de cerveza. En la actualidad hay nueve monasterios trapenses que producen cerveza.

Todas son ales (cervezas de alta fermentación), relativamente fuertes, envasadas con adición de levadura para producir una segunda fermentación en la botella. Algunas tienen el característico sabor dulce que proporciona el azúcar cande que se añade para favorecer esta fermentación. Son muy afrutadas y aromáticas.

Estas cervezas son, a menudo, clasificadas con los siguientes nombres: dubbel, tripel, quadrupel.
Los primeros que acuñaron estos términos, fueron los monjes del monasterio de Westmalle, ya que al elaborar una cerveza a la que añadieron el doble de malta que la consumida por ellos en las comidas (Westmalle extra) la denominaron Westmalle dubbel y, la elaborada con el añadido del triple de malta, la denominaron Westmalle tripel. Estos términos, no tienen nada que ver con el echo de si tiene segunda fermentación en botella o no ya que, comúnmente, lleva a confusión.

 La rubia, que normalmente es menos alcohólica, a veces se reserva para los monjes de la abadía y sus invitados. Por lo general, oscilan entre el 3,5% (Orval verde) y el 7% de alcohol por volumen. Las versiones más suaves son a menudo elaboradas a partir de azúcares que quedan en los granos (el residuo de los granos triturados de malta de cebada. Azúcares que se extrajeron por inmersión) después de producir una cerveza fuerte. Esta es una manera de no desperdiciar nada.  Era una práctica común en las cervecerías monásticas, ya que no estaba gravado el grano usado o rechazado. Si se utilizaba una segunda vez, el mismo grano usado previamente para hacer una cerveza más fuerte, no pagaban impuestos sobre la producción de esta segunda cerveza.

La doble o dubbel es tradicionalmente de sabor más malteado, de color marrón y caramelizada. Su graduación alcohólica oscila entre 6,5% y 8,5%, según unas marcas u otras.
Para triple o Tripel, volvemos a un color rubio dorado. Es afrutada y malteada, más redonda en la boca que la rubia. Los aromas primarios se encuentran a menudo asociados con la fruta amarilla muy madura o confitada: albaricoques, cerezas, litchis ciruelas, mango, piña, melocotones y nectarinas. Su graduación alcohólica es por lo general entre 7% y el 9,5%.

La cuádruple o Quadrupel siempre es una cerveza de color marrón bastante oscuro. Normalmente tiene un contenido de azúcar residual mayor que la doble. Sus notas de caramelo y fruta confitada más marcada, en ocasiones sabores que recuerdan a frutos rojos maduros, como el cerezo negro, la distinguen. Su nivel de alcohol será alrededor de 9% a 12%. Como esta cerveza tiene la mayor tasa de alcohol de la producción, era costumbre añadir las palabras "ABT", que es el diminutivo de la palabra "abad", el nombre que damos al padre superior en un monasterio, que también ocupa el rango más alto entre sus pares.

Una figura numérica que tradicionalmente se ha asociado con estas cuatro cervezas. Para la rubia, que era el 6, la doble el 8, triple el 10 y cuádruple el 12. Estas cifras son parecidas al porcentaje de alcohol de cada cerveza, pero, realmente, son unidades de un antiguo sistema belga de medida. Refleja la centésima parte de la densidad del mosto (la concentración de azúcar) antes de la fermentación.

Algunas fábricas siguen utilizando estas cifras para demostrar que están tratando de producir una cerveza lo más cercana posible a las tradiciones de la elaboración de cerveza los monjes trapenses.

18 de enero de 2013

VG Noster elabora su Golden Ale en versión IPA como XXX

La cervecería artesanal alavesa VG Noster ha decidido sacar una versión extra lupulizada de su Golden Ale al mercado con el nombre Golden Ale  XXX en exclusiva para CERVEBEL !!



La Golden Ale XXX es un poco más fuerte ( 5,2 %  en lugar de 4,8 %  ) que la tradicional y se elaboró con 4 añadidos de lúpulo : Styrian Golding al principio de la cocción, Cascade al final de la cocción y antes de pasar por el Whirlpool y una dry hopping con la Styrian Golding.
Eso la concede un amargor más pronunciado que la acerca a las IPA's americanas.

Si la Golden Ale normal tiene 32 Ibus, la Golden Ale XXX tiene 60 Ibus

La VG Noster Golden Ale XXX solamente está disponible en barriles petainer ( one way ) de 30 litros y en cantidades muy limitadas !

Los locales que quieren tener uno o dos barriles se pueden poner en contacto directamente con nosotros en : erik@cervebel.es y le gestionaremos el suministro por nuestros distribuidores.
Los primeros que piden serán los que podrán disfrutar de ese nectar exclusivo !!

9 de enero de 2013

Local St. Bernardus en Tokyo

Hace unos meses publicamos la noticia que la cervecería belga de St. Bernardus había elaborado una cerveza nueva, especialmente para la inauguración de un primer local temático suyo en Tokyo.
http://www.cervebelblog.com/2012/05/san-bernardus-elabora-una-nueva-cerveza.html

Su importador para Japón - que ya tiene varias cadenas de locales temáticos como Belg Aube p.e. - ahora ha presentado su local en una página web en castellano y aquí os la presentamos, por si el día de mañana os toca un viaje a Tokyo y estáis necesitados de una buena cerveza ahí !!

http://espacioretail.blogspot.jp/2012/12/st-bernardus-brasserie-un-lugar-casual.html




2 de enero de 2013

Las cervezas Trapenses

La Orden
Los Cistercienses de la Estricta Observancia (O.C.S.O.), es una orden religiosa de la Iglesia Católica Romana, también conocido como "Trapenses".
Son seguidores de la regla de S. Benito cuyo premisa es “Ora et Labora”, por lo que su subsistencia depende del producto de su trabajo y su comercialización.
Desde su fundación en el año 1098, la agricultura ha sido su principal trabajo, por lo que, el pan, el queso, la miel, etc. eran la base de su alimentación y, poco a poco empezaron a vender el exceso de su producción a los habitantes de los pueblos cercanos.
Aunque hoy en día, esta lista de productos se ha visto ampliada:
Alimentación: pan,  champiñones, chocolates, sopa de guisantes, quesos, galletas, miel, suplementos alimentarios, mermeladas y confituras.
Cervezas Trapenses
Licores trapenses y vinos
Productos de higiene corporal: cosméticos,  bálsamos,  aceites, jabones, champúes, gel de ducha y de baño
Productos de hogar: productos de limpieza para el suelo, detergentes
Productos religiosos: hostias, ornamentos litúrgicos
Diversos: velas, banderas, tarjetas de deseos, seda pintada, cerámica.

La AIT
La Asociación Internacional Trapense reúne 20 abadías de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia (« trapenses ») que comercializan sus productos. Estos monasterios están situados en Bélgica, Países Bajos, Francia, Austria Alemania, Estados Unidos, Italia y España
Los objetivos de la asociación son cuatro:
  1. Sostienen los monasterios protegiendo la denominación ‘trapense’ y los intereses económicos comunes.
  2. Ejercen una vigilancia para la referencia al orden religioso y difundir una información correcta.
  3. Los monasterios miembros se comprometen a reflexionar juntos sobre el sentido de su trabajo y a concertarse cuando nuevas orientaciones se imponen.
  4. Velar por desarrolla una red de solidaridad y de colaboración con otras asociaciones monásticas al nivel internacional.
                                   Logo ATP
Sólo los miembros de la Asociación Internacional Trapense pueden presentar una solicitud de atribución del logotipo "AUTHENTIC TRAPPIST PRODUCT" para un producto (por ejemplo un licor) o para una categoría de productos (toda la gama de licores) que emanan de su monasterio.
A la recepción de la demanda, el Presidente y los administradores del AIT abren el procedimiento de evaluación que puede durar varios meses.
Esta incluye una investigación profunda, una visita de control de las condiciones de producción y de calidad exigidas por el AIT, y por supuesto una degustación de los productos implicados.
Por último, el Consejo de Administración del AIT toma la decisión de asignar o no la etiqueta "AUTHENTIC TRAPPIST PRODUCT" al producto o a la categoría de productos implicados.
La licencia "ATP" se concede por un período de tiempo de cinco años.
El monasterio beneficiario se compromete a cumplir todas las condiciones requeridas en los Reglamentos de orden Interior de la Asociación.
Las cervezas
Posiblemente uno de los productos más conocidos de los trapenses sean sus cervezas.
Actualmente solo 10 pueden llevar el nombre `trapense': Achel, Chimay, La Trappe, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle, Mont des Cats, Engelszell, Spencer y Tre Fontane.

Logotipo "Authentic Trappist Product"

Para que un producto, en este caso las cerveza puedan ser calificadas de “producto trapense”, deben responder a una serie de criterios estrictos:  
  1. La cerveza tiene que estar elaborada dentro de las paredes de una Abadía trapense, por los monjes trapenses o bajo su control.
  2. La cervecería debe depender del monasterio y la cultura de empresa debe inscribirse en el proyecto monástico.
  3. Generar beneficios no es el objetivo de la cervecería. Una parte de los beneficios se destina a la subsistencia de los monjes y al mantenimiento de la Abadía; el resto sirve para pagar las obras caritativas y las personas necesitadas.
  4. Las cervecerías trapenses producen cervezas de calidad irreprochable, siendo objeto de un control permanente.
Las cervecerías trapenses cumplen estrictamente todas las normas en cuanto a la seguridad, salud e información del consumidor. Del mismo modo, el estilo de la comunicación y la publicidad se caracterizan por la probidad, la sobriedad y la reserva que sientan al medio ambiente religioso en el cual se fabrican las cervezas.

Fuente: www.trappist.be

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More