11 de junio de 2018

Conoce la cerveza trapense estadounidense Spencer con Cervebel

Este año Cervebel, como grandes admiradores e importadores de las cervezas trapenses, hemos querido preparar algo muy grande con la cervecería de la abadía trapense de Spencer de Massachusetts, para que aquellos que no conozcan la única cervecería trapense americana, comiencen a disfrutar de sus cervezas, y todos los que demuestren su fascinación por ellas puedan ganar un premio a su fidelidad. Hemos organizado una campaña especial que comenzará en septiembre y culminará con la visita de su monje cervecero, el Padre Isaac, en diciembre de 2018. 
Muy importante! Hemos querido involucrar tanto a los locales como a los consumidores, por lo que todos estáis invitados participar y a enamorarse de las cervezas de Spencer!


Si eres un consumidor:

Podrás ganar un viaje al monasterio de Spencer en Estados Unidos!!! Sí, has leído bien. ¿Cómo podrás conseguirlo? Mediante la sencilla participación en la campaña de la siguiente manera:
En los locales que participen se repartirán una serie de tarjetas (pasaportes). Estos pasaportes deberán sellarse en el local por cada consumición que realices de alguna de las diferentes cervezas de Spencer. Deberás completar 12 sellos en total: dos sellos por cada una de las 6 referencias de Spencer: India Pale Ale, Trappist Ale, Holiday Ale, Imperial Stout, Monks' Reserve Quad y la única cerveza trapense de estilo saison, Peach Saison. Una vez que hayas completado los doce sellos, deberás enviar una foto del pasaporte, con el número de serie del pasaporte bien visible, a la dirección de email: promociones@cervebel.es.
Pero atención!!! podrás conseguir más participaciones al compartir fotografías en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) bajo el hashtag #SpencerCervebel, siempre y cuando hayas completado los doce sellos del pasaporte como requisito previo

Cada pasaporte completado será una participación para ganar el sorteo de un viaje para UNA persona al monasterio de Spencer y su cervecería. Los gastos de viaje y alojamiento para los días de la visita están incluidos en el premio, pero las fechas de ida y vuelta están abiertas por sí el/la afortunad@ quisiera estar más días, corriendo estos de su bolsillo. Así mismo la persona agraciada, podrán llevar un único acompañante (corriendo con los gastos de viaje) que tendrá derecho a la visita al monasterio de Spencer.


Y si tienes un local podrás:
 

- Recibir la visita del Padre Isaac si eres uno de los locales con mayor volumen de compra.
- Formar parte de los Locales Trapenses (si no lo eres ya), al incorporar toda la gama de Spencer (6 referencias). De este modo recibirás el sello Establecimiento especializado en cervezas
trapenses” y podrás acceder a las condiciones exclusivas que tienen.
- Podrás optar a recibir una o algunas más, de las pocas botellas exclusivas de la referencia Spencer Quad Barrel Aged si has incorporado la gama completa de Spencer. Será la única manera para poder acceder a esta cerveza debido a su exclusividad y limitada producción.
-Y para terminar una sorpresa más para los locales participantes: El local cuyo cliente resulte agraciado con el viaje a EE.UU, recibirá otro viaje para acompañar a su cliente!!!

¿Suena bien verdad?

Sobre la abadía

La abadía trapense de Spencer en Massachusetts tiene su origen en un triste acontecimiento, la destrucción en 1950 del monasterio de Nuestra Señora del Valle en Lonsdale (Rhode Island) a causa de un incendio que se produjo el mismo día de San Benito, fundador de la orden benedictina. Una casualidad que marcó el destino de esta comunidad monástica. La acción del fuego devastador dejó la iglesia seriamente dañada, por lo que tuvo que ser demolida. Los 140 monjes que habitaban el monasterio tuvieron que buscarse un nuevo hogar, que no iba a ser otro que una propiedad que afortunadamente fue adquirida por los monjes en Spencer justo el año anterior.

Los monjes, fieles a su lema de vida "ora et labora" buscaron en su nueva casa, diferentes ocupaciones a las que dedicarse durante las siguientes décadas: producción de leche, cría de ganado para carne, cosecha de heno, o la elaboración de mermeladas y jalea. No fue hasta el año 2000 cuando advirtieron que todas las actividades que habían emprendido resultaban muy costosas, con unos gastos demasiado altos para el mantenimiento de la vida de la comunidad. Resultaba necesario la búsqueda de una nueva ocupación más sostenible que permitiese la supervivencia del monasterio. Entonces surgió la figura del padre Isaac Keeley, director de la cervecera de Spencer, que fue el precursor de la elaboración de cerveza en el monasterio, como hacían los monjes trapenses en Europa, especialmente en Bélgica. 

Una vez aprobado que la abadía comenzaría a elaborar cerveza, se encargó la producción a un grupo de cerveceros craft locales (Dann y Martha Paquette, de Pretty Things). Para comenzar se elaboró un lote destinado a convencer a la comunidad para dar el siguiente e importante paso: la construcción de la fábrica de cerveza. La tradición cervecera trapense, como exponente de gran calidad, obligó a los monjes de Spencer a viajar a Bélgica para aprender más acerca de cómo sus hermanos trapenses europeos elaboraban sus cervezas. Su primer viaje les llevó a conocer los 6 monasterios trapenses belgas, comenzando por Westmalle y terminando en Westvleteren. Tras sus segundo viajes estaban convencidos de haber reunido toda la información necesaria para llevar a cabo su empresa de elaboración de cerveza, de acuerdo a la tradición monástica trapense.

Para la ejecución del proyecto contaron con la ayuda del ingeniero Belga Hubert de Halleux, especializado en ciencias de la cerveza, quien lo puso en marcha. El reto que se planteaban era de gran envergadura, ya que los monjes buscaban elaborar una cerveza parecida a las cervezas trapenses tradicionales pero con ingredientes exclusivos de Norteamérica. Fueron necesarios 24 lotes de prueba para ajustar aroma y color y aún el sabor no se ceñía a la idea que buscaban. Finalmente, mejorado su comportamiento en el paladar, presentaron su cerveza en la reunión de la Asociación Internacional Trapense de la que recibieron la aprobación necesaria para lucir el sello oficial hexagonal de Authentic Trappist Product en su etiqueta.

La cervecería no es sólo un modelo desde el punto de vista técnico y funcional, sino también desde el punto de vista arquitectónico. El funcionamiento de la mayoría de los procesos se encuentran totalmente automatizado, por lo que precisa de poca mano de obra que se dedica en su mayor parte a la actividad de embotellado y envasado, a la que se dedica el padre Isaac y otros dos monjes, y cuatro trabajadores laicos que se encargan de la logística y embalaje.

Este próximo otoño tendremos el honor de recibir al padre Isaac en visita especial con motivo de esta campaña tan especial. Y tal y como te hemos contado, quizás si tienes un local, el tuyo sea uno de los que puedan recibir tan ilustre visita. Y además con un poco de fortuna podrás ganar un viaje para conocer el monasterio de Spencer y su cervecería. ¿Te animas a participar?


0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More