Engelszell.La trapense austriaca

Engelszell es la novena cerveza trapense. Con Gregorius, y sus 9,7% de alcohol, descubrirás sabores a café, chocolate y malta. Con Benno, 6,9% de alcohol, miel, malta y albaricoques secos.

Porterhouse

Porterhouse, nueva imagen, nuevas cervezas

Hofbräu München

Llega a España HB de la mano de Cervebel

Brussels Beer Project

Las cervezas elegidas por votación popular entre los crowd-funding de BBP

Einsiedler

Nueva gama de cervezas. Einsiedler en las mejores cervecerías de España. En botella y barril: Landbier,Pilsener Privat, Bock y Doppelbock.Schwarzbier y Weissbier en botella.

27 de agosto de 2018

Oktoberfest 2018: Monta tu propia fiesta de la cerveza con Hofbräu Oktoberfestbier


El Oktoberfest, la gran fiesta de la cerveza de Múnich, es el acontecimiento socio-cultural más importante que vive la capital bávara cada año con el cambio de la estación entre el verano y el otoño. Una cita ineludible y marcada en rojo en el calendario para los amantes de la cerveza y la fiesta de todo el planeta.

Cartel oficial del Oktoberfest de 2018
El origen histórico del festival se remonta al año 1810, cuando se celebró el primer "Oktoberfest", en honor de la boda del príncipe Ludwig, heredero al trono de Baviera, con la princesa Therese von Sachsen-Hildburghausen. Los festejos del enlace comenzaron el 12 de octubre de 1810 y acabaron 5 días después!!!, el 17 de octubre, con la celebración de una gran carrera de caballos. El éxito de la fiesta fue de tal magnitud, que durante los años posteriores, se repitió la celebración coincidiendo con las fechas del aniversario. Poco a poco el festival fue aumentando en duración (adelantándose al mes de Septiembre) y ganando en popularidad a nivel mundial hasta convertirse en lo que es hoy.


Como importadores oficiales de Hofbräu, la cervecera por excelencia de la ciudad de Múnich, queremos ayudarte a que puedas celebrar tu propia fiesta de Oktoberfest. Con los barriles de la cerveza Oktoberfest de HB que nos pidas, te facilitaremos todo lo necesario (jarras exclusivas, posavasos, camisetas, gorros, guirnaldas,...) para crear el auténtico ambiente bávaro en tu local, como si fuera una de las carpas del Theresienwiese y celebrar tu propio oktoberfest como merece. 

Mientras que te lo piensas te contamos más cosas acerca de esta fiesta universal. Habrás visto cientos de reportajes en prensa y televisión acerca del festival, pero seguramente haya algunas curiosidades que no conozcas:

1. Oktoberfest en alemán quiere decir ‘Fiesta de Octubre’, pero desde el año 1872 jamás se ha celebrado en este mes. La razón es muy simple: la climatología no solía acompañar por actualmente se celebra durante las dos últimas semanas del mes de septiembre, finalizando el primer domingo de Octubre.

2. La celebración del Oktoberfest, se ha visto interrumpida en 24 ocasiones, entre las que se encuentran las dos Guerras Mundiales y los peores años de las crisis económicas vividas por el país.


3. El festival arranca con el grito O'zapft is!, que significa ‘Que se abra el barril’! Pronunciado por el alcalde de la ciudad durante la apertura tradicional del primer barril de la fiesta, cuya primera jarra servirá al presidente bávaro Günther Blo, da luz verde a los más de 6 millones de visitantes del festival para que disfruten de la cerveza.

4. La apertura del primer barril genera una gran expectación para ver cuántos golpes de martillo son necesarios para abrirlo, siendo incluso motivo de apuestas. Christian Ude ostenta el récord del menor número de golpes de martillo: tan sólo 2! Sin embargo, el honor de la estadística más desafortunada recae en Thomas Wimmer, que tuvo que golpear hasta en 19 ocasiones.

5. Hasta 1818 no se convirtió en la fiesta de la cerveza y hasta 1896 no se comenzaron a montar las conocidas carpas Y no se sirve cualquier cerveza. Sólo las cerveceras que tienen su fábrica dentro de los límites de la ciudad son las que pueden servir y tener tienda propia en el festival. Las seis cerveceras que pueden hacerlo son: Augustiner, Paulaner, Hacker-Pschorr, Löwenbrau, Spaten y por supuesto Hofbräu.


6. Las célebres jarras de vidrio, las mass de litro, no se instauraron hasta 1892, sustituyendo a las jarras tradicionales de barro, por motivos de higiene. Su peso es de 1,29 kg y un litro de capacidad, aparte, su diseño está pensado para que la cerveza no se caliente y chocarlas unas contra otras en los brindis. Y debéis saber que no está permitido llevárselas, siendo castigadas las personas que intentan llevársela con una multa de 50 euros. El año pasado se impidieron más de 100.000 intentos de robo de jarras. Echad números.

7. Las cifras son desorbitantes: 6,2 millones de visitantes en 2017, casi 7,5 millones de litros de cerveza, 400.000 pretzels y casi medio millón de pollos fueron vendidos. Y lo mejor de todo para las arcas de la ciudad es que se calcula que quienes visitaron el Oktoberfest se gastaron más de 900 millones de euros durante el festival.
 

8. Si no brindas pagas: de acuerdo a una singular tradición alemana, quienes no brindan y golpean la mesa con su jarra durante el brindis, deben pagar la ronda a sus compañeros. Recordadlo, si no queréis rascaros el bolsillo.

9. En el Oktoberfest se brinda, se bebe, se come y se canta. Sin duda la canción reina de la fiesta es el el célebre "Ein Prosit", cuyo sencillo estribillo es un homenaje al carácter bávaro: ‘Ein Prosit, ein Prosit Der Gemütlichkeit’que significa ‘Un brindis, un brindis por la cordialidad’.

10. Algunos personajes como Paris Hilton se encuentran vetados. Al parecer la célebre heredera de la cadena hotelera, tiene prohibida la entrada desde 2006, por prestar su imagen a un vino barato, una ofensa para los maestros cerveceros bávaros. Otros personajes sin embargo, han estado estrechamente unidos al festival en algún momento de su vida, como Albert Einstein, quien a sus 17 años, puso sus manos al servicio de la edición de 1896 del Oktoberfest, ayudando al montaje de la carpa Schottenhamel.


23 de agosto de 2018

Las cervezas trapenses de Spencer que te podrán llevar a Estados Unidos

Si recordáis bien, este próximo mes de Septiembre tenemos preparada una importante acción con las cervezas trapenses de Spencer, con la que pretendemos que conozcáis mejor las cervezas trapenses elaboradas por este monasterio de Massachusetts. Además, como premio a vuestra fidelidad podréis tener la oportunidad de ganar un viaje a Estados Unidos para conocer de cerca el fantástico trabajo que realizan los monjes de Spencer, que han demostrado durante estos últimos años su versatilidad y apertura de miras (dignas de admiración) manteniéndose fieles a la filosofía y tradición cervecera trapense. Han sido los primeros en elaborar cervezas trapenses (con su sello oficial) de estilos como India Pale Ale o Imperial Stout, alejados de los estilos de origen monástico, y no dejan de lanzar nuevas creaciones acordes con los tiempos actuales como alguna Saison o incluso una NEIPAs. 

Todas sus cervezas se encuentran elaboradas con materias primas de primera calidad. El agua, es una de las claves en todas ellas, obtenida a partir de pozos protegidos en los terrenos de la abadía que se nutren de lagos subterráneos formados por aguas de los glaciares que cubrían la región hace 18000 años. Los lúpulos del valle de Yakima, la "Spencer Malt Mix", una mezcla patentada de variedades de cebada malteada de 2 y 6 carreras y la cepa de levadura propia propagada en el monasterio constituyen el resto de ingredientes usados para su elaboración.

Las cervezas que participarán en nuestra acción serán 6: Trappist Ale, Holiday Ale, India Pale Ale, Imperial Stout, Monks' Reserve Quad y Peach Saison. Para tener opción de ganar el fantástico viaje a Estados Unidos, recuerda que deberás completar 12 sellos en una cartilla-pasaporte que se facilitará, debiendo tener dos sellos por cada una de las 6 referencias participantes.


Trappist Ale: (6,5% alc.)
La primera de las cervezas elaboradas por el monasterio trapense de Spencer, se inspiró en las cervezas monacales tradicionales conocidas como "patersbier", las cervezas elaboradas por los monjes para su propio consumo. Lo habitual de estas cervezas es que sólo se encuentren disponibles en el propio monasterio. La Trappist Ale es una cerveza que se caracteriza por un marcado acento afrutado, tanto en aroma como en gusto, desarrollado durante la fermentación. Presenta matices de manzana dulce, melocotón y también de especias (principalmente clavo) y flores, con sensación seca y final de suave amargor.

Holiday Ale: (9,0% alc.)
Como su propio nombre indica es una cerveza de temporada, inspirada en las típicas ales de Navidad tan populares en Bélgica. Presenta un color caoba con brillos cobrizos. Se caracteriza por un aroma complejo, repleto de sensaciones especiadas y dulces como clavo, nuez moscada y pastel de frutas. Su elevada graduación se percibe sensorialmente tanto en nariz como en boca, con una agradable y moderada calidez. Su sabor, como es típico en esta clase de cervezas, resulta predominantemente maltoso, con acento de caramelo y recuerdos tostados, acompañados de notas afrutadas como ciruelas, higos y también frutos secos. 


India Pale Ale: (7,2% alc.)
Una cerveza que abrió nuevos caminos en el terreno de las cervezas trapenses, ya que se trata de la primera IPA elaborada por monjes trapenses. En el caso de Spencer representa su interpretación del estilo más reproducido dentro de la cerveza craft estadounidense, sin alejarse de su fuente de inspiración, las cervezas clásicas trapenses Se caracteriza por una armoniosa mezcla de ingredientes de máxima calidad entre los que destacan los lúpulos (German Perle, Apollo y Cascade), como es propio del estilo, creando una IPA muy bebible y sabrosa. Su aroma presenta notas levemente dulces de miel y caramelo, y afrutadas, procedentes de los lúpulos principalmente, con presencia de sensaciones de frutas tropicales y cítricas, acompañadas de un punto resinoso, floral y la presencia de levadura. En el paladar desarrolla un sabor maltoso con matices de pan y caramelo, sobre el que se acomodan notas florales y de frutas exóticas, para acabar en un final amargo astringente.


Imperial Stout: (9,7% alc.)
Continuando con la senda iniciada por la India Pale Ale, los monjes de Spencer deciden interpretar otro estilo no típicamente monástico, inclinándose por el estilo Imperial Stout, que encuentra sus orígenes en la tradición cervecera anglo-rusa. La versión que elaboran los monjes trapenses de Spencer presenta una espuma de gran persistencia que le permite retener las oleadas aromáticas con notas de café, chocolate negro y caramelo, entre las que se perciben también rastros de fruta oscura y especias. En boca es una cerveza potente, de cuerpo robusto e intenso sabor con matices tostados, afrutados y una evidente huella de chocolate negro en el paladar, para rematar con final amargo y seco.

 

Monks' Reserve Quad: (10,4% alc.)
Con esta cerveza, los monjes trapenses de Spencer vuelven a inspirarse en las cervezas trapenses tradicionales de alta graduación. De color caoba oscuro, es una cerveza que presume de una intensa fragancia aromática que avala su complejidad, en la que la levadura y la malta toman la batuta desplegando matices de café, grano tostado, uvas y ciruelas pasas, clavo y frutos secos. La cerveza llena la boca por completo con un cuerpo intenso, y un sabor repleto de maltosidad y fruta, con notas de caramelo y ciruelas maduras que desembocan en un final prolongado y cálido por el elevado contenido alcohólico.


 
Peach Saison: (4,3% alc.)
Se trata de una cerveza de temporada, llena de aroma y sabor, inspirada en el estilo de origen agrario en los campos del sur de Bélgica, pero con tan sólo un 4,3% de alcohol, que aumenta su capacidad refrescante y su carácter de cerveza de sesión. Se trata de la primera cerveza de su Fruit Series, en la que se han utilizado melocotones frescos y sabrosos que son los que intensifican el carácter afrutado de esta cerveza.


Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More